domingo, 21 de junio de 2015

Bizcocho de chocolate y yogur, en microondas.



Es posible tener un delicioso bizcocho de chocolate en solo seis minutos. Bueno, tal vez un poco más si contamos también el tiempo de reposo para que se enfríe un poco antes de poder hincarle el diente... En cualquier caso, ya no hay excusa para disfrutar de un postre casero, que además en este caso no lleva ningún tipo de grasa añadida: ni mantequilla ni aceite.

Tomad nota, y veréis que en cuanto lo probéis, pasará a ser uno de los habituales en vuestro repertorio de bizcochos. Cuando estos se cocinan en el microondas, tienen un acabado húmedo que los hace muy jugosos. Este, particularmente, me ha parecido no solo exquisito para comer tal cual, sino una base muy tierna para cualquier tipo de tarta... Ahí lo dejo. 

Ingredientes:

150 g de chocolate con un 52% de cacao
120 g de azúcar
4 huevos
1 yogur natural desnatado
170 g de harina de trigo
Un sobrecito de levadura química de repostería (Royal) 

Elaboración:

Separamos el chocolate en onzas y las derretimos en el microondas, a 650 vatios en 1 o 2 minutos. Es conveniente hacerlo poco a poco para evitar que se queme, teniendo en cuenta que las onzas pueden estar ya fundidas y conservar aún la forma, por lo que bastará con aplastarlas y remover un poco con un tenedor para completar el proceso.

Batimos ahora los huevos con el azúcar con las varillas de la batidora o en un robot de cocina, hasta que queden blancos y espumosos.

Añadimos el chocolate fundido y lo mezclamos, ya a mano y con movimientos suaves. Incorporamos de la misma manera el yogur.

Mezclamos la harina y la levadura y la añadimos de golpe a la mezcla, y integrándola igualmente a mano y con movimientos suaves.

Cogemos un molde apto para microondas, de unos 26 cm de diámetro, o incluso 28, ya que la mezcla tiene que quedar lo más extendida posible para que las microondas puedan llegar hasta el centro de la misma. Pintamos su interior con una brocha de cocina y aceite de oliva. Vertemos la mezcla en el molde y la repartimos uniformemente.

Cocinamos en el microondas, a 750 vatios durante 6 minutos, dejando un reposo posterior de 5 minutos, durante los cuales el bizcocho termina de cocinarse. Transcurrido este tiempo, si pinchamos con una aguja en el centro comprobaremos que sale totalmente limpia. 

Como ya he comentado, el aspecto de la superficie del bizcocho parece mojada, pero si la tocamos con el dedo, veremos que está bien cocido.




2 comentarios:

  1. Que rechulo queda y en tan poquito tiempo que es un lujazo, pero el roscon que veo abajo me ha dejado sin palabras.....que suave y rico se ve...felicidades !!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, la verdad es que ¡cualquiera de las dos recetas es un éxito seguro!

      Eliminar

Gracias por dejarme tu comentario ♥

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...